banner

Las alergias alimentarias

Las alergias alimentarias

Mediante este artículo queremos aproximarles a los riesgos para la salud e integridad de las persona y que están implícitos en los alimentos, pero antes conviene hacer las siguientes puntualizaciones;

¿Qué se entiende por alimento?

Según el codex alimentiariux Por "producto alimenticio" se entiende toda sustancia o producto, tanto si está transformado o parcialmente transformado como si no lo está, destinado a ser ingerido por seres humanos.

¿Qué es el factor riesgo?

Es todo agente biológico, químico o físico presente en un alimento o un pienso o toda condición biológica, química o física de un alimento o de un pienso que pueda causar un efecto perjudicial para la salud.

En este concepto se incluyen por tanto las reacciones alérgicas del organismo a la ingesta de un alimento, pero ¿qué alimentos pueden provocar reacciones alérgicas? El listado recogido en el Anexo II del reglamento europeo 1169/2011 incluye:

  • Cereales que contengan gluten, a saber: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados
  • Crustáceos y productos a base de crustáceos.
  • Huevos y productos a base de huevo.
  • Pescado y productos a base de pescado,
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  • Soja y productos a base de soja
  • Leche y sus derivados (incluida la lactosa)
  • Frutos de cáscara como almendras (Amygdalus communis L.), avellanas (Corylus avellana) o nueces (Juglans regia)
  • Apio y productos derivados.
  • Mostaza y productos derivados.
  • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  • Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro en términos de SO2 total, para los productos listos para el consumo o reconstituidos conforme a las instrucciones del fabricante.

Y según la asociación española de inmunología clínica se establecen dos tipos de reacciones:

Tóxicas- que sucede en todos la personas cuando las dosis sean lo suficientemente elevadas. Y los componentes tóxicos pueden ser internos, caso de las setas venenosas. o externos (contaminantes) durante las fases de procesado del alimento.

No tóxicas- solo suceden en algunas personas susceptibles. Pueden ser de dos tipos: Inmunológicas (alergias) y no inmunológicas (intolerancias).

Además, pudiera darse el caso de que una reacción alérgica en algún alimento fuera el desencadenante de un asma. Así se han descrito casos en que alérgenos como el trigo, huevos o leche han desencadenado reacciones de asma a los alimentos como ha puesto de manifiesto la Organización mundial de la Alergia (WAO).

¿Qué hacer entonces?

Una de las medidas más básicas es preventiva mediante el etiquetado para incluir información acerca de la composición, almacenamiento y aplicación de los productos alimenticios, tal y como recoge el libro blanco de la unión europea para proteger la salud y confianza de los consumidores.

Y desde Cryma consultores nos adherimos a cualquier iniciativa que repercuta en la salud y bienestar de los ciudadanos mediante campañas de sensibilización como la semana mundial de la alergia celebrada durante el pasado mes de Abril.

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.